Kilometros metricos


En el Royal se puede desandar lo andado. Se puede presumir delante de una copa de vino tinto de Borgoña, y dejar que pasen las horas y se borren los kilométricos. Aveces quisiera abismarme en una de sus sillas, recostarme a la barra y navegar hacia los paisajes de los muros.
Con el frio, el banco en que me meci se fue quedando sin velas y sin luz…

Ahora solo lo admiro al otro lado de la calle, como una vision de lo que fui…

Anuncios

~ por latitudesblandas en diciembre 7, 2006.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: